Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Oct 26, 2012

Promesas, decepciones


¿Y si de verdad ya no te importo más? ¿Y si de verdad dejaste de ser esa persona que un día conocí? Y si ahora las cosas son así, ¿cómo le hago yo para entenderlo y dejarte ir? ¿Cómo hago para no extrañarte tanto y comprender que nada volverá a ser como antes? ¿Cómo le hago para verte como parte de mi pasado y lograr sonreír por el tiempo que estuviste aquí conmigo, sin desear que vuelvas? ¿Cómo? No sé porque te fuiste. No sé porque nunca has querido decirme nada. Quizás lo hagas para protegerme, quizás tus razones sean algo que es mejor no saber, o quizás nunca me viste de la misma manera en que yo te vi y es por eso que no tuviste la suficiente confianza de decírmelo. No sé, pienso muchas cosas y sólo consigo hacerme daño, y es que el hecho de no tenerte cerca me ha venido afectando desde el instante en que comprendí que probablemente jamás volvería a verte. Porque dijiste que me querías como a una hermana, que siempre estarías ahí para mí cuando te necesitara y que la distancia no cambiaría nada. ¿Y qué hay de todo eso? Sólo decepciones. Decepciones y más decepciones. Todo ha cambiado, todo menos que aún te extraño.

No comments:

Post a Comment