Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Nov 8, 2012

Ha llegado Noviembre


La estrechó entre sus brazos y ante la falta de respuesta que mostraba, la obligó a corresponderle. No la tomó por sorpresa porque ya se lo había advertido, fueron unas de las primeras palabras que le dijo aquél lunes, pero nunca mencionó el por qué. Y aunque el gesto no le resultaba extraño por venir de alguien como lo era su amiga, no dejaba de sentirse aturdida y un poco agobiada. ¿Acaso algo malo estaba por pasar?
−¿Por qué? –preguntó por fin en cuanto se liberó de aquellos brazos.
Porque es Noviembre –respondió ella sin mirarle, y se marchó.
Era cierto. Noviembre ya estaba ahí. Noviembre. Tan nuboso, tan húmedo, tan fresco, tan bello, tan digno de fotografiar en cada uno de sus rincones. Noviembre. Su mes favorito de todo el año, pero al mismo tiempo el más gris de toda su vida. Noviembre.
Por un momento le entró la nostalgia. Había tantos tristes recuerdos escondidos que resurgían en esas fechas. Pero se le escapó una ligera sonrisa. Incluso aunque esas tristezas aún no se hicieran presentes, aquella chica se había adelantado y le había regalado en un abrazo todo el apoyo que, sin duda alguna, necesitaría muy pronto. No podía haber sido de otra manera.

No comments:

Post a Comment