Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Nov 8, 2014

¿Recuerdas?

No tiene nombre.
Es querer que me hagas caso. Sentarme  tu lado, tomar tu mano, posar mis labios en tus mejillas infinidad de veces. Jugar a ser niños como antes. Cruzar las calles corriendo con el semáforo en verde. Jugar a que te pego y me pegas. Y hablar de béisbol. Y ver los partidos de béisbol. Y verte jugar béisbol y sentir esa emoción. Y poder estar ahí para ti. Ser niños de nuevo. Hablar sin parar de cualquier cosa. De la forma de las nubes. De los días de lluvia. De saltar en los charcos. De ir a la playa en un día nublado. Ser felices de nuevo, como cuando nos conocimos. ¿Recuerdas cuando nos conocimos? Supongo que sí, pero eso ya no te importa, yo ya no te importo de esa manera. Y es justo, ese presente data de muchos días atrás y no hay porqué volver a ellos si tú y yo ya no somos lo que éramos.
Quizás sólo sea la nostalgia de aquellos días. Quizás sólo me extraño a mí misma aquellos días. A cómo era mi vida y cómo era yo cuando estaba contigo. Quizás estas ganas de mirarte y quedarme un día entero sentada a tu lado viendo pasar el tiempo sólo significan que te extraño, me extraño, nos extraño.
O quizás todo sea culpa del otoño, y de noviembre. Siempre Noviembre