Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Apr 13, 2015

Cosas que tengo de ti

Un dibujo de "regresas conmigo", de hace muchos años, de nuestro amor de secundaria.
Una gorra blanca. El primero de todos tus obsequios.
Unos tenis Vans, ya rotos y gastados por el uso y paso del tiempo.
Dos libros. El primero que me diste lleva un hermoso mensaje en la primera hoja y nuestros nombres juntos escritos al final.
Dos fotos tuyas, (en mi cartera). Una en blanco y negro que tomaste para tu trabajo y una de cuando eras un niño, con un "te amo" en la parte de atrás.
Cinco cartas, (al lado de tus fotos). Una que me desea suerte en mi graduación; una que me hace saber cuánto me extrañas mientras estabas lejos trabajando; otra de nuestras primeras peleas, que dice que a veces piensas en terminar todo pero que no puedes porque te gusta amarme tanto; una más donde todo ha terminado, y la última, donde ya lo has superado todo, donde dices que la vida cambia y que ambos encontraremos a alguien que nos sacará nuevas sonrisas.
Una camiseta de mi equipo fútbol. Que me diste después de una pelea.
Tres blusas. Dos fueron regalo de cumpleaños, una fue de la última vez que nos vimos, argumentaste que la viste y me imaginaste con ella.
Una tarjeta telefónica que usaste para llamarme la primera vez que la distancia se interpuso entre nosotros.
Una hoja de manzana, porque dijiste que nunca habías visto nada igual.
Tengo además las cosas que me diste indirectamente, 136 fotos de nuestra vida juntos; 47 poemas y 16 canciones para pensar en ti; el recuerdo de 621 días a tu lado, y lo más desafortunado de todo, un corazón roto.

Apr 7, 2015

Buenas noches.

Hoy corriste hasta mi casa y me has dejado una carta. La he guardado en mi bolsillo y he regresado a mi cuarto para no ser descubierta. La he visto, le he leído, la he olido: tiene tu perfume. He llorado, es perfecta. Un pedacito de ti al alcance de mis manos.
Hoy mis padres han peleado. Siempre me agarran desprevenida, sin tener a donde huir en esta casa tan pequeña. He tenido que fingir beber agua en la cocina una vez más para no tener que ver sus caras mientras discuten.
¿Dónde estás?, me repito a mí misma. Te necesito. Entonces recuerdo tu carta. Quiero ir a buscarla y respirarla, y sentirte cerca. Salgo de la cocina y encuentro a papá en mi cuarto, acostado sobre mi cama. Tuvo un largo día de trabajo, entiendo que quiera descansar, no voy a hacer nada. Sé que eso significa que me toca dormir con mamá, pero para ser sincera no tengo ganas, yo también estoy molesta, yo también quiero dormir sola. Por suerte la sala es bastante cómoda y tiene televisión, hoy dormiré  en la sala. 
Tu carta ya no hace falta leerla, la sé de memoria, cada palabra y signo de puntuación. Te amo.

Buenas noches.

Apr 5, 2015

Cuando me querías.

Hola amor,

Acabo de besarte en medio de la calle con el corazón a punto de salirse de mi pecho. ¿Te he dicho antes lo guapo que me resultas? Acabo de mirar tu carta y acabo de secarme las lágrimas aunque ni siquiera la he abierto. Oh dios, tiene tu perfume. ¿Cómo se te ocurrió hacerlo? Te amo. Siempre te amo. Y te extraño. Lo he hecho siempre que ya vivo con ello y lo manejo bien. Me encantas. No creo que nadie pueda amarme tanto cómo lo haces tú y eso me encanta mucho más. Espero algún día amarte tan libremente como te mereces.
Gracias por todo lo que eres. Gracias por exponerte a que nos descubran, correr hasta cerca de mi casa y darme tu carta. Gracias por dejar tu perfume en ella, hacía mucho que no respiraba ese aroma. Tu aroma. Sé que te tengo, pero con este papel que me dejaste tengo un pedacito más de ti. Te llevaré en mi cartera, y cuando te extrañe, te tendré ahí. Quisiera poder hacer lo mismo con este pedazo de papel que ahora escribo, pero no estoy segura de a qué huelo yo.
Te amo y te extraño tanto, y tantan, aquí está una carta de amor.

Tuya siempre, Ceci.