Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

May 22, 2012

Volverte a ver

La última vez que te vi, tus labios tocaban los míos en un lento e inesperado beso, minutos más tarde, tu rostro sonriéndome y tu mano agitándose para decirme adiós. Pero después de eso, nada. Solamente en mis sueños te aparecías y raras veces ocupabas algún espacio en mi cuaderno. Y ahora, ahora que creía haberle dado vuelta completa a la página, te me apareces. O quizás es que he comenzado a alucinar, pero de verdad que ese chico pareciese ser tu hermano gemelo. Yo no sé. No sé porque en este preciso momento la vida ha decidido jugarme una mala pasada y ponerme a aquél chico en mi camino simplemente para que me tope con él. Porque es obvio que él ni siquiera sabe que existo, y por supuesto que yo no haré nada para que eso cambie. Así están bien las cosas. Me gusta mirarle cuando le tengo cerca porque se parece a ti, sólo eso. Aunque debo confesar que la situación ha comenzado a asustarme… Sí, me asusta porque si él, que resulta ser muy semejante a ti, logra hacerme sentir uno que otro sentimiento, el día que te tenga frente a mí de nuevo, es muy seguro que miles de viejos sentimientos vuelvan a surgir. Y admito que los extraño. Extraño sentirme de aquella manera en que solamente tú lograbas hacerme sentir. Pero no sé. Eso no sería algo muy bueno que digamos. No, definitivamente no lo sería.
Pero no importa. Me he vuelto muy masoquista últimamente, sé que puedo soportar volver a verte, y volver a sentir todo eso,  y que tú no sientas lo mismo. Así que sí, quiero volver a verte, tenerte cerca aunque sea sólo por un momento, mirarte y que me mires, sonreírte y que me sonrías. Ya sabes, ese sinfín de cosas que aceleraban mi corazón.

No comments:

Post a Comment