Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Mar 22, 2013

Envejecer es obligatorio; crecer es opcional

Pues vaya, parece que ha llegado mi hora. Pero antes que nada, tengo que decir que llegar a la mayoría de edad no implica que pasaré a comportarme como una adulta. Aunque claro, supongo que las responsabilidades se me vienen encima: terminar la prepa, continuar la universidad, vivir fuera de casa, ser autosuficiente... pero eso es lo de menos.
Puedo haber llegado a los dieciochos, pero seguiré creyendo. Seguiré escribiendo. No permitiré que mi imaginación decaiga como a tantas personas les ha pasado. Seguiré haciendo locuras con mis amigos. Seguiré riéndome de las cosas de la vida y de la aparente conspiración en mi contra del destino. No quiero preocupaciones, esas son para los viejos. Seguiré sien do yo aún cuando lleve la etiqueta de mayor de edad en mi frente. Puedo haber llegado a los dieciochos, pero yo seguiré con ese espíritu joven y esa locura infinita que me caracterizan. Porque envejecer es obligatorio, contra el tiempo no puedo luchar, pero ¿crecer? Crecer es opcional.

No comments:

Post a Comment