Estaba loca, joder, estaba loca. Tenía en su cabeza una locura preciosa. ¿Cómo no iba a perder la puta razón por ella?

Jul 6, 2014

Ruby Sparks.

«Esta es la historia verdadera e imposible de mi gran amor. Espero que ella no lo lea y me reproche que me he reservado numerosos detalles: su nombre, los datos sobre dónde nació y creció y las cicatrices o lunares que podrían identificarla. De cualquier modo, no puedo evitar escribir esto para ella. Quiero decirle: “Lamento cada palabra que escribí para cambiarte. Lamento muchas cosas. No te valoré cuando estabas aquí; y ahora que te has ido, te veo en todas partes”. Uno podría leer este libro y pensar que es magia… pero enamorarse es un acto de magia. Y escribir también lo es. Alguien dijo sobre El guardián entre el centeno: “El milagro poco común de la ficción ha sucedido de nuevo. Un ser humano ha sido creado a partir de tinta, papel e imaginación”. Yo no soy D. J. Salinger, pero fui testigo de un milagro poco común. Todo escritor puede atestiguar, que en su estado más afortunado y feliz, las palabras no provienen de uno, sino a través de uno. Ella vino a mí íntegramente. Yo sólo tuve la fortuna de estar aquí para recibirla».

–Calvin Weir-Fields, en Ruby Sparks.


2 comments:

  1. Es un gran texto y con mucha razón. Tenemos la suerte de poder hacer disfrutar a los demás por medio de las palabras y ellas en sí son un don que a muy pocos se les concede. Un muack ♥

    http://wildbitte.blogspot.com/

    ReplyDelete
  2. Es un texto preciosísimo!! Me ha encantado de verdad, no lo había leído nunca.
    Gracias por dejar un comentario en mi blog.
    Un besazo <3

    ReplyDelete